Consejos para salir de deudas y restaurar tu negocio

Por 8.3.10
Emprender un negocio propio es una experiencia única y extraordinaria. Sin embargo cuando las cosas se complican y de pronto te das cuenta que estás atrapado en una tormenta de deudas de la cual pareciera imposible salir, es entonces cuándo necesitas tomar acciones y decisiones drásticas con sentido urgente.

Hoy te comparto 10 consejos que puedes comenzar a practicar hoy mismo para salir de deudas y restaurar tu negocio.

En la primera parte de este artículo hablamos de que las deudas no son el fin de tu negocio y expuse dos ejemplos importantes acerca de cómo empresarios famosos han actuado en momentos de crisis en sus negocios. Ellos son Donald Trump y Robert Kiyosaki.

Dice un viejo refrán que la mitad de la solución del problema, es justamente reconocer el problema. Y en el tema de las deudas, esto es fundamental.

¿ Qué es lo que te ha llevado a ti y a tu negocio a la situación en la que estás ?
Las razones por la que muchos negocios llegan a estar en dificultades económicas al punto de estar en riesgo de quebrar pueden ser variadas:
  • Cambios en condiciones del mercado
  • Situaciones de crisis global que afecten directamente tu negocio
  • Decisiones políticas variables como: condiciones fiscales o políticas de importación y exportación
  • Delincuencia
  • Perdida de clientes importantes
  • Mala administración de los recursos financieros
  • Negligencia
Sin embargo, es lamentable reconocer que las razones principales por las cuales las empresas experimentan serios problemas de endeudamiento suelen ser las dos últimas: Negligencia y mala administración por parte de sus gerentes y administradores.

Cualesquiera que sean las razones, debes estar claro que librarse de las deudas puede tomar tiempo, y entre más tiempo dejes pasar para comenzar a actuar los efectos pueden ser peores. Así que te recomiendo, después de terminar de leer este artículo, tomar lápiz y papel y comenzar a tomar algunas decisiones importantes para salir de deudas:


  1. Debes identificar cuáles son realmente las causas que están afectando a tu negocio. Identifícalas y determina hasta donde tienes posibilidades de contrarrestar sus efectos. Si las causas son externas, entonces infórmate lo suficiente para determinar las acciones a tomar y si las causas son internas, deberás tomar decisiones en bien de cortar de raíz la fuente del problema
  2. Analiza inmediatamente y a conciencia tu presupuesto mensual. Identifica los gastos fijos mensuales que sean totalmente imprescindibles y elimina los demás. Identifica los gastos variables y asegúrate de recordar inmediatamente todo gasto innecesario. Esto te dejara inmediatamente margen para deshaogar algunos pagos con acreedores.
  3. Elabora una radiografía de tus deudas (pasivos). Este es un resumen completo de todas las deudas que tienes actualmente. Asegúrate de incluir todos lo que debes. No te engañes a ti mismo pretendiendo ocultar "pequeñas deudas". Entre más claro seas, mejores decisiones podrás tomar. Incluye en esta radiografía: Deudas a proveedores, tarjetas de crédito, prestamos que hayas realizado a familiares o terceros, abonos que realizas mensualmente por adquisición de bienes, etc. Y una vez que lo tengas, súmalo y saca un total. Este será tu estado pasivo real y es mejor tenerlo muy claro desde este momento, para proyectar un plan realista.
  4. Negocia con tus acreedores. Uno de los pasos más importantes en bien de salir de tus deudas es la negociación. La presión de los acreedores suele ser muy fuerte especialmente cuando no reciben un centavo de tu parte. Sin embargo, te sorprenderás cuan dispuestos estarán muchos de ellos (especialmente los más grandes) a reacondicionar tu deuda si te acercas abiertamente a negociar y solicitar una ayuda con los pagos. Desde luego, siempre que te comprometas y cumplas. Una alternativa adicional es proponerles pagos parciales con producto o servicios lo cual les representa una buena alternativa a cambio de no recuperar su capital.
  5. No intentes saldar una deuda con otra. Otro error común que cometemos cuando tenemos tanta presión es pretender pagar deudas haciendo préstamos o utilizando tarjetas de crédito. Esta es una tentación demasiado frecuente que debemos evitar a toda costa. Si tu tarjeta de crédito te esta creando problemas, talvez sea tiempo de que la cortes en pedacitos y la coloques donde no cause más problemas. Desde luego, esto requiere mucho valor y verdaderos deseos de salir.
  6. Recorta inmediatamente los gastos hormiga. Este punto esta directamente relacionado con el punto No. 2, pero lo menciono separadamente a fin de resaltar lo importante de recortar con firmeza todos aquellos pequeños gastos que apenas se notan pero que en conjunto consumen una cantidad muy grande de efectivo valioso para pagos. Comidas innecesarias, gasolina para viajes que se pueden omitir, gastos telefónicos, Internet, pagos de servicios extraordinarios, uso inadecuado de recursos valiosos en la empresa, papel y hasta tintas, por mencionar solamente algunos, son gastos hormiga que pueden estar comiéndose tu negocio y que puedes recortar hoy mismo.
  7. Evalúa y ajusta tu nómina. Lamentablemente en tiempos difíciles, es conveniente y urgente revisar la nómina. Desde luego, prescindir de personal valioso no es lo que todos quisiéramos, pero es una de las medidas obligadas cuando la sobrevivencia de la compañía lo pide a gritos. Analiza los puestos y procura una redistribución inteligente del trabajo de tal manera que puedas seguir haciendo lo mismo con menos personal. Asegúrate de explicarles claramente las razones que te mueven a tomar tan drástica decisión y con gratitud y una buena carta de recomendación reduce tu personal al mínimo necesario. ¿Y el pasivo laboral? En la mayoría de los casos, podrás también negociar algún plan de pagos a efecto de cumplir con esta responsabilidad sin tener que disponer de ello en un solo pago (aunque debe estar preparado porque habrá excepciones).
  8. No prometas algo que no puedes cumplir. El problema cuando queremos desesperadamente salir de deudas es que nos comprometemos (equivocadamente) con nuestros acreedores a cumplir en cierta fecha o con ciertas cantidades, sabiendo muchas veces que no podremos pagar en dichas condiciones. Ese es un mal hábito que debe cesar para evitar perder aún mas la credibilidad.
  9. Vende más, gasta menos. La optimización de recursos debería ser un hábito constante. Pero para salir de deudas, es un hábito obligatorio. Si no tienes suficientes vendedores, deja el escritorio y sal a la calle a conseguir más ventas, más clientes, más negocios. Recuerda que la comodidad es enemigo de los negocios exitosos.
  10. Si es necesario, cambia de rumbo. Finalmente debes estar preparado aún para cambiar el rumbo de tu empresa. Si las condiciones actuales de tu negocio han variado, si tu mercado cambio, si las posibilidades de continuar operando saludablemente son lejanas, entonces debes estar dispuesto a considerar un cambio de dirección. Ya sea que consideres otra línea de productos, otra clase de negocio o bien una empresa nueva, esto es totalmente válido y aceptable. Simplemente asegúrate de cumplir con tus compromisos y entonces tomate tiempo para plenar y dar el paso de hacer los cambios que consideres convenientes en tu negocio.
Si bien estos consejos son bastante prácticos y estoy seguro que te ayudarán a rescatar tu negocio, debes estar muy claro que no será fácil. De hecho, se requiere mucha fortaleza para salir adelante y soportar el agravio, muchas veces la vergüenza y hasta el peso de la condena de las personas cercanas, pero finalmente es un precio que hay que pagar.

Respecto al fracaso, no te preocupes. El fracaso solamente es parte del pensum en la carrera del éxito.

Ya sabes que tus comentarios son bienvenidos y seguramente tu experiencia ayudará a otros.

Otros temas relacionados:

29 comentarios :

  1. Enrique Hdez. V.09 marzo, 2010

    me encanto este blog, tiene todo de razon muchas veces no queremos darnos cuenta que estamos vendiendo menos y seguimos gastando igual, ahi es donde comienza hacerse el negocio cada vez menos productivo gracias por este comentario ya que yo me encuentro en esta situacion y por la comodidad, no lo habia entendido, ahora ya me callo el veinte att. enrique hdez. v.

    ResponderEliminar
  2. Estimadísimo Sr. Amaya, pues una vez más has dado en el clavo. Particularmente mi negocio se vio afectado por los factores que mencionas:

    Cambios en condiciones del mercado. Un producto que era exclusivo de unos cuantos y el cual podíamos vender a mayoristas ahora ya no es tal porque los productores olvidaron años de lealtad y lo venden directamente a esos mayoristas, los cuales han abaratado el mercado.

    Situaciones de crisis global que afecten directamente tu negocio: Obviamente la reciente crisis mundial, y, al decir de muchos expertos, las malas decisiones que se tomaron para encararla, hizo que la gente en México no tuviera nunca dinero, que los proveedores endurecieran los plazos y términos para un crédito, entre otras cosas.

    Decisiones políticas variables como: condiciones fiscales o políticas de importación y exportación: En México pagamos un impuesto al 3% de todo el efectivo que depositamos en una institución bancaria. Nuestra utilidad bruta a veces no llega ni al 2%. Esto es para los que manejamos víveres y perecederos. Esas son las ganancias debido a los altísimos volúmenes de venta. Aunque el importe de ese impuesto es acreditable contra todos los demás y posteriormente reembolsable, hay que esperar por lo menos 18 meses para ver tus utilidades en el bolsillo. Es como entrar a trabajar en enero de 2010 y esperar a que te paguen tu primera quincena en agosto de 2011.

    Delincuencia: México es uno de los países más violentos y peligrosos del mundo para emprender. Las tasas de secuestro, extorsión, robo a negocio, robo de mercancías y vehículos, sólo por mencionar los delitos más comunes, son altísimas. Todo ello propiciado por la impunidad.

    Perdida de clientes importantes: Como decía, nuestros principales clientes ya fueron copados por los productores, de manera que sólo somos observadores. Los pocos clientes grandes que quedan nos los peleamos a muerte. Los márgenes de utilidad son reducidos al mínimo pues ellos no gastan en distribución, sólo en puntos de venta pues, a diferencia de nosotros, no es su principal producto de venta, sólo un producto "gancho".

    Francamente no creo haber sido negligente ni mal planeador, sencillamente las cosas se acomodaron para echar por tierra 12 años al frente de este negocio y sí, es muy doloroso. Somos muchos colegas los que estamos en esta situación. Por cierto, yo (por poco tiempo más) distribuyo huevo a "detalle", es decir, a tienditas, mercados, cremerías, panaderías, etc., etc.
    Un saludo muy especial.

    ResponderEliminar
  3. Enrique, aprecio tu comentario y la sinceridad que demuestras. Definitivamente visualizarlo es un gran paso, estoy seguro que las cosas marcharán mucho mejor en adelante. Te deseo el mejor de los éxitos en tu negocio.

    ResponderEliminar
  4. Hola Setzer, como bien lo describes, las circunstancias externas algunas veces pueden arremeter contra nuestra empresa y seguimos luchando por salir adelante.

    Si puedo darte una palabra de ánimo, estos casos son frecuentes y es cuando más se necesita tomar decisiones que nos ayuden a retomar el rumbo o bien buscar uno nuevo. La parte buena es que el Espíritu Emprendedor sigue allí, y si lograste el éxito la primera vez, lo puedes lograr de nuevo.

    Te deseo lo mejor y sigue adelante!

    ResponderEliminar
  5. Danny Leon Ecuador

    Te agradezco bastante hoy me encuentro en el fondo pero voy a seguir intentandolo hasta llegar voy a emprender

    ResponderEliminar
  6. Danny, jamás te rindas. Puedes caer 100 veces pero debes levantarte siempre.

    ResponderEliminar
  7. Ana de Pineda07 diciembre, 2010

    ESTOY EN UN PROCESO DE CREACIÓN DE UN NEGOCIO, PERO JUSTAMENTE EL TEMOR QUE TENGO ES SOBRE LA ADMINISTRACIÓN, SOY UNA PROFESIONAL DE LA SALUD Y REALMENTE NUNCA NOS HAN ENSEÑADO COMO ADMINISTRAR LO QUE GANAMOS, POR ELLO CONSTANTEMENTE NOS TROPEZAMOS CON SITUACIONES AGOBIANTES, PERO QUE SUPERAMOS TODO. HOY ESTOY DECIDIDA A CREAR UN NEGOCIO QUE NADA QUE VER TIENE CON LA SALUD PERO SI ME SERVIRÍA LOS CONTACTOS O LOS RELACIONAMIENTOS AL QUE HE ACCEDIDO GRACIAS A MI PROESIÓN, PORQUE SERÍAN MI POTENCIAL CLIENTES. LO QUE ME PREOCUPA ES HASTA QUE PUNTO PODRÉ ADMINISTRARLO YO. HE LEIDO TODOS LOS PUNTOS REFERENTES AL TEMA PERO EN LA PRACTICA COMO SERÁ? SERÁ QUE NECESITO CONTRATAR UN ADMINISTRADOR? PERO NO ME VA DAR EL CUERO AÚN PORQUE ESTOY POR EMPEZAR???
    Soy de Asunción Paraguay.

    ResponderEliminar
  8. Hola Ana,
    La administración de tu negocio es sumamente importante, especialmente la parte del manejo de las finanzas. Mi recomendación es que tomes un curso intensivo de administración. Existen diplomados muy buenos y algunos al alcance de los emprendedores. La desventaja a largo plazo puede ser que serás la administradora y operadora al mismo tiempo diluyendo tus funciones que se aprovecharían mejor con enfoque en tu especialidad.

    De lo contrario la opción es contratar un administrador que haga el trabajo y tu te dediques a la parte puramente operativa y profesional que es lo que sabes hacer. Acá como tu lo mencionas se tiene que considerar un incremento en el presupuesto por el salario que representa. Evalúa las opciones de acuerdo a tus objetivos. Éxitos.

    ResponderEliminar
  9. se agradece el articulo señor Amaya, desde Chile!
    Chris Angel

    ResponderEliminar
  10. soy microemprearia casi todos mis bienes lo he perdido debido al grado e endeudamiento con las instituciones financieras ,estoy aturdida necesito un consejo en estos momentos.
    maria

    ResponderEliminar
  11. Estimado DjfOXMix, gracias por tu mensaje y saludos a Chile.

    María,
    en situaciones difíciles se necesitan acciones prontas y firmes. Te recomiendo primero intentar un refinanciamiento de tus deudas o bien acuerdos de pago para poder cancelar sin que te veas afectada por malas referencias crediticas. En cuanto al negocio habrá que decidir si vale la pena continuar y cómo hacerlo. De lo contrario igualmente conviene definir si lo vendes, lo traspasas o lo cierras.

    Se que es muy difícil pero si no decides con firmeza un negocio "enfermo" puede seguirte hundiendo en deudas.

    Te deseo lo mejor!

    ResponderEliminar
  12. Tengo 51 años, hace dos años tenia un puesto de responsable comercial en una empresa que cubre casi todo el territorio de la rep Argentina. Me despiden si causa e indemnizan, decido seguir en forma independiente pero al cabo de este tiempo no cuento con recursos y, encima tengo deudas que he ido refinanciando, pero me cuesta vivir del negocio, no es suficiente

    ResponderEliminar
  13. Las deudas no son malas, todo depende de como se use el dinero. Recomiendo TODO lo de Kiyosaki, especialmente los libros más avanzados, aunque en Escuela de Negocios puede dar una idea falsa y dejar a las personas listas para confundirse. Si siguen algún trabajo de tipo red de mercadeo haganlo con muy poca plata para aprender, porque en general no funcionan.

    ResponderEliminar
  14. Carlos de Aruba.
    Trabajo muchos años para una de las compañias mas importantes de la isla,en estos tres ultimos años hemos perdido muchos clientes por muchos factores y no se hace nada para evitar la perdida de clientes,antes los vendedores ganaban un salario y una comision de las ventas hoy en dia un salario,las ventas bajaron,le agradeceria las recomendaciones necesarias.

    ResponderEliminar
  15. Mauricio, gracias por compartir tus consejos y experiencia.

    Carlos,
    por favor echa un vistazo a nuestro artículo llamado "Auxilio, mis ventas han bajado". Saludos.

    ResponderEliminar
  16. alfonso guadalajara mexico

    hola yo atravieso por una situacion donde mis ganancias o ventas rebasan la deuda , y vaya que mis ventas no pueden estar mejor ya que en mi ramo ahorita esta muy dificil la recuperacion y la venta y gracias a DIOS estamos vendiendo de contado y muy gratificantes ganancias, el problema es de que las deudas son aun mayores y esto se susito por que un cliente el mas fuerte en su momento le vendiamos a credito, a el le bajaron las ventas y resulto que le fue mal en lo que va del año, como consecuencia me atrasa y yo atraso, hize lo que dicen ustedes, baje nomina hasta el 50% , sali a vender, negocio con proveedores y llegamos a un acuerdo ahora el caso es que estoy analizando la posiblidad de tener un inversionista que pague la deuda y darle un rendimiendo jugoso, ya que sin las deudas si se podria hacer, que me recomendarias tu le siga como voy ya que calcule que terminaria de pagar lo que va del año o de plano me agarro del inversionista.


    saludos cordiales

    ResponderEliminar
  17. Alfonso,
    El ideal sería intentar salir sin necesidad de un tercero, sin embargo si ya analizaste tu situación y esto no es posible, habrá que buscar la ayuda. Siempre es mejor pedir ayuda y ganar un poco menos que dejar que el negocio se vea en una situación de la cual es complicado salir.

    ResponderEliminar
  18. buen dia.aunqu me ahogan las lagrimas tanta desesperacion por las deudas le doy gracias a dios por todo lo q me esta pasando,es un aprendizaje al exito leyendo tu articulo me parese fabuloso es cierto q quito prestado para saldar otra deuda.q me aprieta mas es ciertyo q digo para la otra quincena y paso mas verguenza al no hacerlo.tren la seguridad q al salir de esta escribire mi comentario y asi posder ayudar a otras personas a salñir adelante gracias,
    .

    ResponderEliminar
  19. rolando achet11 septiembre, 2012

    las crisis son como las desgracias para el hombre,o bien te abren los ojos o te lo sierran para siempre...

    ResponderEliminar
  20. Lo agradesco señor amaya hoy estoy pasando por este momento con mi negocio lo que lei de su blog me hiso reacionar

    ResponderEliminar
  21. hola buscando la necesidad de educacarme en esta materia! encontre este buen articulo,de verdad esta muy claro, yo soy emprendedora de un pequeno negocio pero los creditos me han decepcionado ya que no e sabido manejar la cobranza y si es bien incomodo saber que has invertido,y que los clientes no te respondan por mucho que tengas garantia y mientras tanto tu responsabilidad de pagar a tu proveedor tiene que ser responsable y muchas veces llegas a enfermarte y esto ya no es saludable

    ResponderEliminar
  22. Muchas gracias por sus consejo realmente son muy buenos....

    ResponderEliminar
  23. Gracias Señor Amaya,su blog esta excelente,en la empresa donde trabajo se contrato un consultor el cual hizo cambios estructurales (Contrato de Personal Excesivo) a la vez que nos incito a crecer el negocio por medio de créditos,los cuales teníamos pero no utilizábamos,las ventas en lugar de subir bajaron a tal grado que nos gastamos las utilidades de 2 años futuros, quedando con un endeudamiento que aun después de 2 años no hemos podido recuperarnos y las ventas siguen bajas,reducimos todo lo que usted menciona y aun así no le vemos salida. Que mas podemos hacer en esta situación
    Saludos.
    Ary

    ResponderEliminar
  24. increhible
    sorprendente
    amigo sto ayuda vastante adelante dios te de mas saviduria

    ResponderEliminar
  25. Emmanuel Tapia de Coahuila Mexico

    Gracias Señor Edwin Amaya.
    Yo quiero comenzar un pequeño negocio y me ayudo mucho sus consejos ya que posiblemente todos los emprendedores pasemos por alguna mala racha y desde ya saber como evitar o salir de ellas.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, deja tu nombre y ciudad y con gusto responderé lo antes posible (por razones de tiempo no respondemos a correos electrónicos).

Recuerda: "si no te pagan lo que vales, emprende!"

1000 Ideas de Negocios Copyright © 2011 -- Template created by O Pregador -- Powered by Blogger