Cómo Convertir el Fracaso en Buenos Resultados

Publicado por 7.5.13
En noviembre de 2012, Monitor Group, una consultora fundada en 1983 por el súper estratega de gestión empresarial Michael Porter, se declaró en quiebra y sus activos fueron adquiridos por Deloitte.

Porter era respetado en el mercado por su contribución al estudio académico de la estrategia, a través del modelo de las cinco fs, que hizo de él, el erudito más citado de todos los tiempos en el trabajo científico de la gestión empresarial. No hace falta mencionar que el crítico se estrelló matando tres décadas de teoría y en el hecho incómodo de que la compañía había asesorado al régimen del dictador libio Muammar Gaddafi.

Él no ha sido el único pez gordo que se ha enfrentado a serias complicaciones en los negocios. Robert Kiyosaki, el mago de las finanzas de América (más conocido por su best-seller Padre Rico, Padre Pobre), se declaró en bancarrota con su Kiyosaki Rich Global LLC, después de perder un millonario proceso por derechos de autor.

exito y fracaso en los negocios

Donald Trump ha pasado por cuatro quiebras y sigue nadando en dinero. Microsoft ha sobrevivido a los fracasos de su sistema operativo como la del Milenio y Windows Vista, alternando con la así adoptada XP y Windows 7, mientras que Bill Gates todavía tiene suficientes recursos para desempeñar su filantropía.

¿Para Qué Sirve el Fracaso?

Hay una cultura que, para lograr el éxito, no basta con una receta preparada ni sintetizada sobre historias de empresarios de éxito llenos de dinero. Una parte de esta receta es el repudio al error - también conocido como el perfeccionismo culto: sin un error en su haber no es un empresario memorable, sin duda es un fracasado.

En otro enfoque, las faltas se utilizan como punto de partida para contar historias de superación y acariciar el ego quien se gana la vida promoviendo conferencias y escribiendo bestsellers de hombres que no se rindieron a sus sueños (la trilogía de no dejar de soñar).

Sin embargo, no se garantiza que cuanto más leas historias de éxito por ahí, menos diferencia hará en tu vida, ni va a generar más dividendos ni encontrar el éxito tan fácil. "Las historias de éxito se utilizan principalmente como una herramienta de marketing, como la biografía de Steve Jobs. No siempre las historias se cuentan en la forma en que sucedió, siempre veras la parte romántica", dice Ricardo Cipullo, profesor de Estrategia Corporativa y socio de Renaissance Executive Forums de Brasil.

En otras palabras, tratamos de crear mitos, héroes, signos. Nadie imagina un héroe fracasado. Pronto, los profesionales no quieren ser perdedores, y viven aventuras quijotescas en la carrera, donde el fracaso y la búsqueda del éxito son las zanahorias imaginarias.

¿Y si te digo que el error es la etapa más importante de la empresa, una etapa en la que hay madurez y transformación del pensamiento?

Como dijo el apóstol: "cuando estoy débil, entonces estoy fuerte." La paradoja es tomada en serio en la era de nuevas empresas, un modelo de negocio puede ser rápidamente escalable o absolutamente imposible - para los jóvenes empresarios donde el término medio de trabajar duro para crecer poco a poco, es inaceptable. Esto conduce no sólo uno sino varios fracasos rotundos.

Un enfoque audaz que cobra sentido en un mundo donde los negocios de colaboración están ganando cada vez más terreno, socavando (o reinventando) el viejo concepto de la competitividad.

"El secreto para alguien que quiera tener éxito es compartir, es una de las pocas cosas que cuando se rompe, se incrementa. Debes rodearte de personas que están dispuestos a ofrecer lo que tienen ", dice Ricardo Cipullo.

La caída de Starbucks

"Antes esta empresa estaba en una situación maravillosa, parecía que todo lo que la empresa tocaba se convertía en oro. Empezaron a sentirse invencibles", pero ese estado de ensueño se convirtió en una crisis sin precedentes en la historia de la empresa, y no hace mucho tiempo.

En 2007, las acciones de Starbucks comenzaron a caer en picada - la devaluación llegó a más del 40%. Con el fuerte aumento en el número de oficinas (84 en 1990 y 10,000 en 2008), las tiendas empezaron a competir entre sí, ya que muchas estaban realtivamente cerca. La marca ya no era sinónimo de exclusividad y buen gusto sino más asociado con la comida rápida aunado al hecho de que la competencia había crecido fuertemente.

"Tuvimos que cambiar nuestra forma de hacer las cosas. Cuando asumí el cargo, tuve la idea de hacer un gran encuentro, con la participación de 10,000 directivos. Fue en esa reunión que realineamos la responsabilidad y la dirección de la red", dijo Schultz.

Regresó a la silla de director ejecutivo a principios de 2008, después de ocho años de ausencia, con la misión de realizar un milagro para salvar a la marca de la catástrofe.
"En una crisis, hay que tomar decisiones sin la información correcta o perfecta."

Starbucks fue capaz de volver a conectar con los consumidores: en el segundo trimestre de 2012, alcanzó un beneficio de 16% respecto al año anterior. Pero era necesario que se saliera del fracaso.

Convertir el Fracaso en Resultados

Un administrador no siempre tiene el lujo de tener los datos, el tiempo y la información necesaria para formular una estrategia y tomar una decisión. En la actualidad, la mayoría se hacen con base en la experiencia y toque profesional para dar la agilidad necesaria.

José Rubens, fundador de una franquicia de marketing digital dice que entre 2010 y 2011, su compañía ha experimentado una acelerada expansión de la franquicia, que se tradujo en un exceso de los proyectos a desarrollar. Así, en la mitad de los casos fueron graves demoras, causadas por una "mala decisión de centralizar los proyectos en el franquiciador." Y a los clientes no les gusta esperar.

"Para superar la crisis, hemos cambiado el equipo de liderazgo, una mayor atención y un proceso acelerado con algunos outsourcing. En dos meses todos los proyectos estaban en el tiempo", dice Rubens. Explica, además, "que las decisiones generaron una reacción violenta entre los franquiciados, pero la mayoría aceptó que no estábamos huyendo de los problemas y nos ayudó a resolverlos. Fue un período en el que descubrimos quienes realmente eran nuestros socios".

No es el destino, el infierno astral, historias de éxito o fracaso, o la situación de los factores externos, económicos o de otro tipo lo que determinará tu fracaso o tu éxito.

"El éxito consiste en el esfuerzo, dedicación y conocimiento y no solo en cuentos de hadas".

Más temas sobre negocio y emprendimientos:

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Todo comentario es moderado. Agradecemos que sean relacionados con la entrada. Los comentarios que contengan enlaces, off topic, promocionales, ofensivos o ilegales serán eliminados. Por razones de tiempo no respondemos a correos electrónicos.

Recuerda: "si no te pagan lo que vales, emprende!"

1000 Ideas de Negocios Copyright © 2011 -- Template created by O Pregador -- Powered by Blogger